Cómo Crear un Room Escape con presupuesto reducido

Con el boom de los juegos de escapismo, ahora mucha gente quiere experimentar la emoción de estar atrapado en una habitación sin salida y resolver acertijos en compañía de sus amigos para poder escapar. ¡Y cómo puedes culparlos! Cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido, sin embargo,parece imposible. Sobre todo porque no basta con encontrar una habitación y llenarla de puzles y listo.

El primer paso es planificar cuidadosamente el trabajo en todos sus aspectos, en aras de que el producto final sea lo más satisfactorio posible. Veamos juntos algunas sugerencias sobre cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido que pueden hacerte la vida más fácil, sin la ayuda de escenarios prefabricados, evitando entrar en régimen de franquicia o sin pedir el consejo de un diseñador de estos juegos.

En este artículo demostraremos que esta actividad consiste más en un proceso creativo que de inversión de dinero, de hecho, puede ser una experiencia muy divertida. Entonces, ¿cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido? Te lo contamos.

Te contamos cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido

La parte logística es fundamental al momento de pensar en cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido. Hay, incluso, algunos aspectos que se deben evaluar en la elección de la habitación, como sus dimensiones, teniendo en cuenta que, como mínimo, necesitas al menos 25 metros cuadrados (para que jueguen de 2 a 9 jugadores).

Si queremos crear pasajes secretos o un escenario multisala, se requiere más espacio. Una vez teniendo el espacio puedes empezar con el proceso creativo.

Elegir el tema

Es posible crear secuencias de puzzles genéricas sin una historia o un escenario, pero para aprovechar el componente más interesante y divertido, ¡recomendamos elegir un tema!

Puedes inspirarte en los temas clásicos, desde explorar tumbas hasta desactivar bombas, o puedes pensar en las personas que jugarán y pensar en algo más específico o personalizado. Eso sí, tener un tema genial te ayudará brindándote inspiración para los acertijos.

Echa un vistazo a los tipos de objetos que tienes en casa y puedes reutilizar como decoración o piezas de rompecabezas. También es posible aprovechar la oportunidad para ser creativo con el bricolaje. Ojo, no es necesario exagerar con los temas y las decoraciones, incluso, algo simple te ayudará a establecer la escena y hará que el juego sea más atractivo para los participantes.

Planifica tu sala de escape

Una vez que tengas el tema, elije cuál será la “narrativa” general de la sala de escape. ¿Cuál es el objetivo final? No se trata solo de escapar, sino que los participantes pueden jugar en una habitación llena de tesoros o tratar de encontrar y usar algo a tiempo, como un antídoto que salve vidas o un código para desactivar una bomba.

Una vez que sepas cuál es el objetivo final, es hora de dividirlo en más pasos. ¿Qué tipo de tareas podrían tener que completar para llegar allí? ¿Qué información o herramientas podrían necesitar encontrar en el camino? Planifica el patrón general que quieres que siga el juego usando un diagrama de flujo.

El propósito de este paso es darle una idea de cómo se desarrollará la secuencia de eventos y, por tanto, dónde y cuándo colocar los puzles. Si, por ejemplo, el objetivo es encontrar un tesoro escondido en una vieja casa embrujada, algunos pasos pueden incluir encontrar un mensaje codificado detrás de una imagen, o descubrir y usar un plano antiguo, tal vez cubierto de “sangre”.

Cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido

Encuentra inspiración para acertijos

Este es quizás el paso más difícil para crear una sala de escape, ya sea comercial o casero, pero para los más apasionados también podría ser el más divertido. Hay muchos tipos de acertijos: objetos ocultos, pistas codificadas o acertijos físicos que requieren que los jugadores muevan muebles y objetos.

¿No encuentras inspiración? Puedes encontrar muchas ideas de acertijos en Internet, así como kits imprimibles listos para usar para ahorrarte tiempo. He aquí algunos tips:

  • En caso de que el objetivo de los jugadores sea desbloquear un candado de tres dígitos, puedes pensar en ocultar el código y, luego pensar en qué tipo de pistas sobre su ubicación puedes proporcionar.
  • Si no sabes por dónde empezar, intenta recopilar todas las cosas que se pueden bloquear y luego inventa los puzles que se adapten a ellas.
  • Al crear rompecabezas, piensa en lo que se ajusta a la temática, así como en lo que tienes alrededor que puedes usar. Los libros son excelentes para ocultar pistas escritas, con palabras subrayadas o números de página.
  • Otros artículos domésticos comunes útiles para crear rompecabezas incluyen marcos de fotos (ocultar objetos en la parte posterior del marco o hacer dibujos llenos de pistas) o barajas de cartas (numeradas apropiadamente para ocultar pistas).
  • Una vez que hayas desarrollado los puzles, es hora ocultar todo lo que deba ocultarse, bloquear todo lo que deba bloquearse y recrear el escenario.
  • Piensa en cómo cronometrarás el juego y realiza pruebas reales con jugadores experimentados que pueden darte algún consejo para mejorar la experiencia, incluso, para corregir posibles errores.
  • Elabora, por último, un conjunto de reglas para evitar que los jugadores hurguen donde no es necesario y elabora una lista de cosas que están permitidas y prohibidas.

Personaliza tu sala de escape

El modo «doméstico» probablemente no ofrecerá la misma experiencia que el modo «profesional», sin embargo, ello es lo que lo hace especial. Es tu propio proyecto, que aportará tu toque personal y único.

Las salas de escape profesionales tienden a no usar acertijos que se basen en conocimientos externos, pero si estás creando uno para que jueguen tus amigos, siempre puede incluir algunos acertijos basados en cosas que les interesen o bromas que solo tú conoces. ¡El toque personal seguramente hará que la experiencia sea inolvidable!

Conclusiones

Cómo crear un Room Escape con presupuesto reducido no es una tarea difícil, básicamente se requiere tener creatividad y tiempo para dedicarte a planificar y finiquitar cada detalle del juego. Realizar una ambientación de ensueño no siempre debe ser obligatorio, aunque en un futuro podrías ir añadiendo elementos para hacer que la experiencia sea más inmersiva.

Si tienes alguna duda para crear una partida de escapismo sin invertir mucho dinero, pero que garantice la diversión de los participantes, puedes ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Deja un comentario